Editorial La Cátedra Taurina. Antonio Fernández de Heredia Hache, revistero taurino

Antonio Fernández de Heredia Hache, revistero taurino

Antonio Fernández Heredia (Madrid), que firmaba sus escritos, que con el seudónimo de Hache, fue uno de los mas renombrados escritores de toros de los primeros años veinte del pasado siglo y últimos del anterior, gracias a su magistral obra, El Doctrinal Taurómaco; tratado que le dio un gran renombre y en cuya redacción participaron los más ‘inminentes’ revisteros bilbaínos de la época[1].

 

En realidad, este libro fue un proyecto de reglamento de toros aprobado para su aplicación en la plaza bilbaína de Vista Alegre, convocado exprofeso por la Tertulia Taurina de Bilbao, en 1906, “después de discutidos los artículos para su adaptación en el Congreso, convocado a este fin“.

 

El Doctrinal Taurómaco, es una obra fundamental del toreo, dedicada casi en su totalidad á dar una expresión razonada y metódica de un nuevo reglamento para la fiesta de toros. El Doctrinal fue una obra de un gran merito que fue muy consultada por todos los estamentos taurinos de la época.

 

Como revistero, Fernández Heredia colaboró en el diario El Nacional (diario canovista) en la época que era propietario del mismo su amigo Suárez de Figueroa, aunque escribió en casi todos los periódicos taurinos de este período, especialmente en La Lidia, donde sustituyó a Sánchez de Neira.

 

Fue uno de los proselitistas mas constante y uno de los aficionados más entusiastas que tuvo la fiesta. A ella consagró una gran parte de su vida, pues fue ganadero más de una década, en sociedad con Luís Mazzantini (previamente había pertenecido a Donaldo Palomino) y un excelente caballista-rejoneador (se llegó a presentar en la plaza de Madrid, vestido a la usanza de los caballeros del siglo XVII, en varios festejo benéficos). Hasta su fallecimiento en 1921, desempeñó el cargo de asesor en la presidencia de la Plaza de Toros de Madrid.

 

Acostumbraba a acudir a los toros -en la plaza de Madrid siempre ocupaba una meseta del toril pues consideraba que era una localidad mejor que la barrera- provisto de una corneta -para no tener que chillar- y varios pañuelos de  colores verde, rojo, negro, blanco…además de el de bolsillo, con los que mostraba su acuerdo, o todo lo contrario, sobre lo que acontecía en el redondel.

 

 

Personaje de estirpe aristocrática, nacido en la villa corte, ya a los diez y seis años de edad, vistió el uniforme de oficial de húsares hasta que en 1882 dejó la carrera militar.

 

Antonio Fernández Casado

www.editorialacatedra.com

28 de junio de 2015

 

 

 

 


[1] Por orden de antigüedad en el oficio de escritores taurinos, participaron en la redacción del Doctrinal: Adolfo Martín El Maleta, revistero taurino de El Nervión;  Alejandro Echevarria Chiquirri, de El Noticiero Bilbaíno; Félix Rodríguez Cadenitas, de Palmas y Pitos; Federico Morena Chatarra, de El Liberal; Aureliano López Becerra Desperdicios, de La Gaceta del Norte; y, Salvador Hueda Cruz, de El Porvenir Vasco.

 

Comments are closed.