Garapullos por máuseres. Torero, republicano y masón

 

Bernardo Casielles Puerta (Gijón, 1895 – Colmenar Viejo, 1983), hijo de un maquinista de la compañía Ferrocarril del Norte, alcanzó cierto renombre como estoqueador en los primeros años del siglo veinte. En sus mejores temporadas en activo exhibió sus cualidades en los principales redondeles españoles y americanos. En sus tardes de mayor éxito los escaparates de los principales comercios ovetenses de las calles de Fruela y Uría se llenaban con de numerosas fotografías del torero de la tierra. Casielles llegó a alternar con las principales figuras del toreo de su generación, incluidos Joselito y Belmonte. Incluso en la plaza de Sevilla triunfó en dos ocasiones gracias a su estilo refinado y a pesar de marrar con el estoque en su flanco más débil. En julio de 1918 resultó cogido de cierta consideración en Madrid. Un año más tarde confirmó la alternativa, que había recibido unos días antes en Oviedo, en el redondel capitalino.

Casielles realizó el servicio militar en el Regimiento de Infantería del Príncipe n.º 3, a favor del cual estoqueó una novillada en el patio del propio cuartel el 8 de diciembre de 1916 coincidiendo con la festividad del arma militar. Al parecer, en sus años de estudiante realizó algunos pinitos como actor. Igualmente era miembro activo de la logia masónica de Gijón. Aunque según Ignacio Peláez se inició en la logia madrileña hispano americana n.º 379 del Gran Oriente Español tras pasar el pertinente examen de admisión en 1921. Dos años más tarde se convirtió en Maestro Masón[i].

En marzo de 1925 Bernardo Casielles compareció por segunda vez ante un juez del distrito madrileño de Buena Vista acusado del rapto de la señorita Amparo de la Fuente, hija de un acaudalado indiano de origen asturiano que era su novia, de quien se había enamorado en una de sus excursiones a México y con quien se acabaría desposando a pesar de la frontal oposición de la familia. Tras su preceptiva comparecencia en el juzgado correspondiente, la señorita De la Fuente quedó confiada al cuidado de las madres religiosas del Convento de San José hasta que se aclaró el entuerto que en dos ocasiones dio con los huesos del matador de toros en prisión acusado de rapto. Una vez retirado de la profesión se dedicó a la explotación de una finca agrícola en el país charro, hasta que se la incautó el gobierno revolucionario.

En 1926 se afilió al partido político Izquierda Republicana, con quien ese mismo año participó activamente –junto a los capitanes republicanos Fermín Galán y Ángel García Hernández– en diversas conspiraciones contra el régimen dictatorial de Calvo Sotelo. Ya hacía varios años que había abandonado la profesión de estoqueador cuando el 18 de julio de 1936 se sumó al asalto del Cuartel de la Montaña. Posteriormente combatiría en los frentes de Getafe, Carabanchel –cerca de la plaza de toros–, Campamento, Retamares y Guadarrama. Al parecer ejercía de enlace entre el Ministerio de Gobernación y su partido político.

El 26 de julio del anterior año resultó herido de gravedad en el pecho por un cascote de metralla en el alto de Los Leones. En premio a su comportamiento, el 14 de agosto, tal como atestigua una instantánea publicada en el ABC, fue ascendido a capitán, condecoración que le impuso el comandante Enrique Cabrerizo de Izquierda Republicana en el paseo de coches del Retiro. Nada más recuperarse de las heridas regresó a primera línea de fuego. Al final fue destinado a Barcelona, donde se encargaba de la compra de material militar. Con posterioridad se exilió a Caracas y México D. F. En 1944, cuando aún continuaba en el destierro, el Tribunal de Represión de la Masonería y el Comunismo le condenó a doce años y un día de prisión. En 1964 regresó definitivamente a España[ii].

Cuando el torero asturiano falleció en la residencia de ancianos de Colmenar Viejo el 9 de mayo de 1983 le trasladaron al cementerio ovetense de El Salvador. En esos momentos era el decano del gremio. Uno de sus hermanos, Miguel, novillero y banderillero, sufrió una cornada mortal en Tetuán de las Victorias el 19 de agosto de 1934.

 


[i] Ignacio Peláez. La Nueva España. 7 de Agosto de 2012.

[ii] ABC, 15 de agosto de 1936.

Comments are closed.