Café del Comercio, el café de la torería (Guía de fondas, posadas, restaurantes, tabernas y chacolies de Bilbao)

  • Café del Comercio, el café de la torería.
  • Muy cerca del Café del Boulevard, punto vital de cita de los bilbaínos, era el popular Café del Comercio, propiedad del un tal Sr. Fano, posteriormente reconvertido en la conocida ‘Camisería Inglesa’ y, posteriormente, en la sede de la Caja Laboral Popular. En su último día de vida, sus parroquianos más fieles fueron convidados a agotar con las existencias alcohólicas que restaban en su bodega, por gentileza del cafetero y, en esos momentos propietario, Sr. Muniain.
  • Desde sus veladores se podía contemplar el trasiego cosmopolita de la acera del Paseo del Arenal, corazón urbano de Bilbao. También se le conocía como el “Café de la torería”. El escritor Pepe Albéniz, notario del costumbrismo bilbaíno, esbozó algunas de sus principales características:
  • Aquel café era de proporciones reducidas, conformación irregular y con un entresuelo sobre todo plano del local. Este espacio de techo poco airoso, estaba destinado con el paso del tiempo a alcanzar singular renombre en el desenvolvimiento taurino popular de la villa chimbera”.
  • El café durante todo el año acogía la presencia de numerosas tertulias de temática taurina, aunque era durante la Semana Grande era cuando más hervía con la presencia de los aficionados de la Villa mas cualificado, entre los que sobresalían los profesionales “Cocherito de Bilbao”, “Torquito”, “Chiquito de Begoña”, “Muñagorri” …, a quien se unían los numerosos aficionados procedentes de todos los rincones del mapa.

Comments are closed.