De Goya a Barceló

De Goya a Barceló

Los aficionados a los toros nos preocupamos en exceso por el ‘que dirán…’ los antitaurinos-animalistas. Estamos más pendientes de nuestros ‘enemigos’  que de algunas icónicas personalidades con las  que compartimos  afición. Hemos interiorizado una cierto complejo de inferioridad muy poco explicable. Parece como si nos diera vergüenza… Sin embargo, con frecuencia se programan algunos sobresalientes acontecimientos ante los que nos debiéramos desmonterar pues son los que en la práctica soportan nuestra pasión por lo toros. Uno de estos magistrales eventos es la exposición de grabados taurinos que estos días, y  hasta el 20 de marzo, se exhiben en la Calcografía Nacional (Real Academia de Bellas Artes de San Fernando) en  la calle de Alcalá madrileña, obra de Miquel Barceló‎.

Allí, el notable artista mallorquín, uno de los pintores españoles más representativos de las ultimas décadas, presenta una treintena  de obras de inspiración taurina a las que se puede etiquetar de únicas. Los trabajos, en blanco y negro, son una recreación de una impactante y personal Tauromaquia. Los aficionados debiéramos encumbrar a este artista junto al mismísimo D. Francisco de Goya, en quien parece está inspirada su muestra gráfica. Pues con tres grabados muy representativos del ‘sordo aragonés’ comparte Barceló la exposición de la serie de estampas taurinas que han servido para ilustrar el libro de José Bergamín ‘La música callada del toreo’, reeditado en Francia con el título de ‘Soledad Sonora’, el último trabajo del Premio Nacional de Arte Gráfico 2014.

 

Las estampas de Goya elegidas para el ‘mano a mano’ llevan el titulo de ‘Palenque de los moros hecho con burros para defenderse del toro embolado’, 1814-1816, de la serie Tauromaquia 17; ‘Tú que no puedes’, 1797-1799, de la serie Caprichos 4; y ‘Buen viaje’, 1797-1799, de Caprichos 64. La muestra, se inicia con el grabado ‘Lanzarote’, de 1999, un autorretrato desfigurado del propio artista. Entre los gravados inspirados en la Lidia se pueden contemplar algunas de sus últimas obras correspondientes al año de 2015, que forman parte  del referido libro de José Bergamín.

 

Me alegra mucho que en Francia se acuerden de Bergamín y lo hagan con un libro de toros, que es un tema muy político“, ha señalado Barceló a los medios de comunicación, quien siempre se ha declarado amante de la Fiesta y que incluso tiene algunas obras taurinas en un campo de su propiedad en Mallorca. “Siempre me han gustado mucho los toros como tema de mis obras” y especialmente de su obra gráfica, una técnica que siempre he usado como una rama más de la pintura“, ha seguido explicado el artista.

 

En marzo de 2016, Barceló inaugurará dos nuevas exposiciones en París, en la Biblioteca Nacional, “donde se exhibirán obras inéditas de formatos muy grandes“, y en el Museo Picasso. Seguro, que en ambos casos una parte importantes de sus obras serán de inspiración taurina. ¡Muchas gracias maestro, los aficionados a los toros te lo agradecemos¡

Antonio Fernández Casado

www.editorialacatedra.com

Comments are closed.