Huis Ten Boch, un hotel flotante

  • Huis Ten Boch, un hotel flotante
  • La imaginación al poder, o, mejor dicho, la innovación al poder, es la idea que ha dado lugar al diseño de un nuevo tipo de hotel IT: lo que es lo mismo que un hotel flotante, con habitaciones de unos 35 metros cuadrados y dos pisos de altura, que miran directamente a las estrellas durante la noche. El establecimiento no es sino una capsula flotante que, como su propio nombre indica, flota sobre las aguas bravas.
  • La experiencia, la reserva en una habitación en este hotel tan original, se puede llevar a cabo en al parque temático japonés Huis Ten Bosch, en Sasebo, en la prefectura de Nagasaki que pretende abrir estos “camarotes” a finales del año. Los clientes de este nuevo de hotel-camarote dormirán dentro de una capsula esférica de dos alturas, con la parte superior diseñada como si fuera la habitación de un hotel.  Durante las horas nocturnas la capsula-habitación flotará muy despacito, movida por suaves olas, en dirección a una cercana isla desierta de futuras atracciones. El precio de alquiler de una de las capsulas-camarotes- hoteleros, con capacidad para cuatro personas, costará alrededor de 300/400 dólares la noche. Esta empresa también es la propietaria del hotel robótico, Henn na Hotel.

 

Antonio Fernández Casado

Mayo, 2018

Comments are closed.