Sangre sobre la escarabilla bilbaína (Cogidas de los Miura en la plaza de Bilbao)

Sangre sobre la escarabilla bilbaína

(Cogidas de los Miura en la plaza de Bilbao)

 

A lo largo del último siglo, los toros del hierro de Miura han cogido de cierta gravedad a varios estoqueadores y subalternos en Vista Alegre. El primero a Cocherito de Bilbao, una tarde del mes de agosto de 1908. Curiosamente, cuatro agostos después, quien cayó herido de gravedad fue el padre de Manolete, un diestro del mismo nombre y apellidos. El siguiente matador caído en los pitones miureños fue Vicente Pastor, en 1915. Como los novilleros normalmente carecen del oficio suficiente, dos noveles de escasas luces, Hipólito y Ventoldrá, fueron los siguientes heridos por otras tantas reses de Miura, un día de julio de 1918. Cinco años después varios miembros de las cuadrillas de una terna de desconocidos novilleros también recibieron su ración correspondiente de hule. En 1926, otros dos estoqueadores de toros, Villalta y Agüero, tuvieron que acudir a la enfermería bilbaína la misma tarde. En agosto de 1930, también resultó herido Gitanillo de Triana. Ya en 1960, la víctima de las astas miureñas fue el banderillero de San Francisco, Manolo Agüero, quien estuvo a punto de perder la vida. Aunque los miuras cada vez cogen menos, en 1991 hubo un último herido en el circo bilbaíno:  el rehiletero Madriles.

 

Comments are closed.