Txakolí Zollo.

  • Txakolí Zollo.
  • (Entre las calles de Poza y García Rivero, y posteriormente en la calle Egaña, en el solar donde posteriormente se levantó el cine Olimpia, actualmente gimnasio del mismo nombre).
  • En el Txakoli Zollo se comía admirablemente bien bajo la batuta de las hermanas Tomasa y Victoria Asua, propietarias y cocineras de los txakolinesZollo y Tablas. Posteriormente, a Tomasa la sustituyó al frente del negocio su hija Carmen hasta su desaparición el año maldito de 1936. Sus comedores, muy amplios, podían acoger hasta 200 comensales. Una de las especialidades mas conocidas del Zollo era su receta de ‘Bacalao a la Bilbaína’.
  • No hacia muchos años que se había fundado el Club Cocherito, cuando sus directivos y socios comenzaron a frecuentar uno de los centros de reunión mas populares, el Chacolí Zollo, ubicado en medio de una arboleda del barrio de Indautxu. El Zollo acogía a la legión de cocheritas que acudían a degustar las clásicas recetas de Tomasa Asua, incluido el propio Cástor Jaureguibeitia, en sus paréntesis profesionales, entre 1916 y 1918; años en que celebró allí mismo el final de la temporada, acompañado de numerosos seguidores y amigos. El biógrafo del primer medio siglo de vida del Club, Pepe Albéniz, levantó acta de las principales características gastronómicas que del txakolí: “…y bajo el dosel que brindaba el oasis de la arboleda de Indauchu, se distribuían los comensales por las diferentes mesas del chacolí, pulcramente ataviadas con el fuerte hilo de del país, los platos albos y limpios como el oro. Los vasos de boca ancha relucientes cual espejos y las jarras de barro repletas de zumo de la tierra. Allí se encontraba la cocina chacolinera sin refinamientos rebuscados, ni artificiales, pero muy nutritiva”.

Comments are closed.